Proyecto Corylus Honduras 1Municipios y gremios, dispuestos a financiar la compra de equipos

Autoridades, asociaciones gremiales y comunidades vecinales hondureñas están acogiendo la propuesta del proyecto Corylus de Esf con un prometedor interés. Así se ha confirmado durante la visita de evaluación realizada en las pasadas semanas por nuestros voluntarios Javier de Alaminos, responsable de Proyectos en América, y Hernán Cortés Soria jefe del proyecto, a los municipios de victoria, Sulaco y Marale, el departamento de Yoro (centro-norte de Honduras) donde se pretende desarrollar un Programa Piloto.

Tecnología fotovoltaica

  • La tecnología que sustenta al proyecto Corylus podría describirse de este modo:
    Es un sistema solar fotovoltaico de tercera generación dotado de un panel solar que recarga una batería de litio de larga duración KLi4000/KLi7000 en la vivienda, capaz para abastecen 3/5 lámparas LED y un conector USB para recarga de móviles y tablets.
    El sistema está dotado de un sistema prepago, de tal manera que si el beneficiario no abonara las cuotas establecidas el sistema se bloquearía y le haría inútil. Necesitará un código pin para que vuelva a funcionar. Los equipos son autoinstalables, por lo que no es necesario acudir a un instalador especializado y puede hacerlo el mismo beneficiario. Asimismo, no requieren mantenimiento específico sino tan sólo la reposición de la batería y lámparas al final de su vida útil, estimada en siete años.

Nuestros socios hondureños

El viaje informativo fue programado conjuntamente por Esf y Ayuda en Acción, que aporta apoyo logístico en Honduras, donde desarrolla una amplia labor. Como experto local, colaboró en este trabajo la Asociación Nacional de Campesinos de Honduras (ANACH)

Recuperar parte de la inversión

El proyectos Corylus introduce en el mundo de la Cooperación el concepto de “fondo rotatorio”, que permite recuperar la mayor parte de la inversión y destinar ese dinero a ampliar el servicio a otras zonas e incluso a promover otras iniciativas de desarrollo.
La nueva tecnología aplicada en este caso es sencilla, lo que permite apreciar de inmediato sus prestaciones y su utilización en el ámbito doméstico. “Que el beneficiario asuma arte del coste del equipo ayudará a valorarlo más”, se dice en el informe de evaluación.

Programa del viaje

El trabajo realizado por nuestros compañeros abarca varios frentes: dar a conocer el proyecto al mayor número de instituciones hondureñas vinculadas al desarrollo rural, establecer vínculos con autoridades y representantes vecinales de cara a la toma de datos y valoración del proyecto, y, por último, evaluar el compromiso de apoyo financiero al proyecto por parte de organismos públicos, asociaciones gremiales y las propias comunidades de vecinos.

Compromiso de las instituciones

Previo al trabajo de campo, se estableció contacto con las principales entidades públicas del país comprometidas en la electrificación rural y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible suscritos por Honduras: Instituto de Desarrollo y Cooperación, Oficina Presidencial para el Cambio Climático y la Gerencia de la Empresa Nacional de la Energía Eléctrica. Honduras tiene en marcha un Programa Social de Desarrollo Eléctrico que alcanzará a 80.000 hogares, pero ese Programa tardará en llegar –si llega- a la zona de Yoro, elegida por este motivo como destino de nuestra actuación.
La Oficina Técnica de la AECID en Honduras mostró marcado interés en apoyar la iniciativa de Esf y Ayuda en Acción. Por su parte, la Oficina Presidencial para el Cambio Climático ha elegido el proyecto Corylus como uno de los tres que presentará al Programa Regional de América Latina para el Cambio Ciático, Energía, Agricultura y Pesca.

Paso al frente de tres municipios

La visita a los municipios de Victoria, Sulaco y Marale arrojan una respuesta compartida: valoran el proyecto como una oportunidad de ofrecer luz e familias pobres y aisladas, además de colaborar a la mejora de la salud, del medioambiente, a la reducción de los desplazamientos internos, a la mejora económica por el ahorro de combustibles de alumbrado y ofrecer el insustituible servicio para la recarga de teléfonos móviles.
Para esta primera fase del proyecto (Programa Piloto) estos tres municipios han seleccionado 226 familias de ocho comunidades para implantar el nuevo servicio de electrificación domiciliaria, iniciativa que se ha visto replicada por asociaciones de ganaderos y cafetaleros, interesados en aplicar esta nueva tecnología en sus instalaciones. Por su parte, el municipio de Victoria se propone completar en el año 2020 el acceso a la energía de 300 familias de diez comunidades. A tal fin, colaborará con el proyecto Corylus mediante la aportación de fondos para la compra de equipos.

Medidas puestas en marcha

  • Fruto de este viaje ha sido una serie de medidas que propiciarán el lanzamiento del Plan Piloto
    • Concreción de un Plan de Acción hasta el mes de diciembre
    • Definición del Comité Nacional de Seguimiento del Proyecto, en el que participarán autoridades y comités locales de Apoyo Comunitario;
    • Puesta en marcha del estudio para v determinar el coste final de los equipos básicos, tanto para domicilios como explotaciones agropecuarias y cafetaleras
    • Se han identificado a las Cajas Rurales como futuras colaboradoras en la gestión de cobros, para lo que se establecerán convenios específicos
    • Se dará formación a dos o tres personas de cada comunidad (preferentemente mujeres) para que actúen en el futuro como mediadores y facilitadores dentro de sus núcleos de población
    • Se está dimensionando la cantidad de equipos necesarios para esta fase inicial para proceder a su inmediata adquisición, de forma que puedan ser instalados durante los próximos meses de octubre y noviembre.