Antonio Canseco2Patricia GiraldoHa llegado la hora de los sociólogos en Esf. Con la misma convicción que hasta ahora reclamábamos técnicos y buscábamos financiadores, nuestros proyectos de agua, saneamiento y energía intentan afianzar su sostenibilidad con una mayor atención a los aspectos sociales e institucionales.

¿Qué papel juega la sociología y disciplinas afines en la vida de un proyecto de Cooperación?
La respuesta la da la presidenta de la Junta Directiva de Esf: “La durabilidad de los aspectos técnicos y económicos de un proyecto dependen fuertemente de factores sociales e institucionales”. Lo que se traduce en esta otra afirmación: la viabilidad y el porvenir de un proyecto se vinculan de forma directa del conocimiento que se tenga de la comunidad y de su entorno, y de los factores de todo tipo que con más fuerza ejercen influencia sobre ellos.

Nuevo Grupo de Trabajo
Son las propias comunidades beneficiarias, en efecto, las que dan sentido, aceptación y sosteniblidad a los proyectos de Cooperación al Desarrollo (CD) . Por ello, Esf introduce en su gestión un nuevo instrumento estratégico: la constitución de un grupo de trabajo que se ocupará de profundizar “en lo social”.

Lucila Izquierdo, en la presentación de este proyecto interno el pasado día 18 de abril en el aula del IIT de ICAI, recuerda, de un lado, los aspectos generales que definen a de todo proyecto de Cooperación al Desarrollo (reducir la pobreza y promover el desarrollo y nivel de vida de los ciudadanos) y, de otra parte, los objetivos específicos, que en el caso de Esf se concretan en actuaciones para el acceso a los servicios de agua potable, saneamiento y energía.

El Grupo de lo Social se sustenta en el equipo de Sostenibilidad que viene funcionando desde hace años en el área de Operaciones de Esf, bajo la coordinación de Antonio Canseco, quien se hace cargo también de la dirección el nuevo equipo de trabajo. A su vez, Patricia Giraldo, gerente de Operaciones, aportará la metodología de funcionamiento del Grupo.

¿Cómo elegir la tecnología adecuada?
Un aspecto a considerar en cualquier proyecto de este tipo reside en la elección de la tecnología adecuada, -en lo técnico, lo económico y lo medioambiental-, a las necesidades de los usuarios, y a las capacidades locales. Es ahí donde surge la ineludible necesidad de profundizar en el conocimiento de la colectividad receptora y su entorno social: política, normativa local y estatal, cultura, organización, creencias y actitudes, y detectar cuales son los factores críticos que los condicionan.

Los estudio precederán al proyecto
El estudio sociológico que antecede a la ejecución de un proyecto de Esf debe dar respuestas a estos dos aspectos prioritarios: la capacidad de los futuros usuarios para la sostenibilidad del servicio y, lo que no es menos importante, una previsión fundada sobre el impacto y capacidad trasformadora del proyecto. Esf dispone ya de un Manual de Sostenibilidad que contiene 35 criterios de análisis, y se obliga a redactar un Plan de Apoyo a la comunidad receptora acorde con las condiciones en que el proyecto se ha ejecutado, a fin de superar las dificultades previsibles durante los primeros años. El nuevo grupo deberá hacer, además, un Plan para la identificación y medición del impacto del proyecto. Es la hora de los sociólogos.

En la misma Sesión formativa intervinieron Patricia Giraldo, que desarrolló la concepción general de los aspectos sociales en los proyectos de Cooperación; y los responsables de proyectos de Esf en África Oriental, Carlos Muñoz, y África Occidental, Emilio Carnicero, que mostraron la casuística de sus áreas de actuación, caracterizadas por carencias primarias en el orden cultural, organizativo, capacidad económica y logística de trasporte y telecomunicaciones.