Portada Memoria 2016


Energía sin Fronteras vivió el ejercicio de 2016 de un modo autoexigente, bajo la directriz de “adaptación al cambio”. “Cambio “, en nuestra a orientación finalista de promover proyectos de suministro de agua y energía en las regiones más desfavorecidas de mundo (primordialmente en América Central, Perú andino y África Subsahariana) en condiciones que garanticen su sostenibilidad en la doble faceta tecnológico y económica a sus beneficiarios. Afrontamos con rigor el “cambio” también para salvar la seria caída de los ingresos por subvenciones a nuestros proyectos, especialmente los provenientes del sector público. Hemos querido hacer de la necesidad virtud, y, como fruto de este esfuerzo, Esf es hoy una ONG que goza de una reconfortante reputación por su perfil tecnológico, lo que nos reporta una creciente demanda de nuestros servicios de asesoría por parte de otras ONG de Cooperación.
Durante el año 2016, realizamos tres proyectos propios y comenzamos otros cinco, en tanto que completábamos otras seis iniciativas en colaboración con otros actores de la Cooperación y se iniciaban otros siete. Trabajamos también en la elaboración de Estudios energéticos y de Capacitación y Sensibilización.
Por último, la adaptación al cambio nos recondujo la mirada hacia España. La constatación de los 1.6 millones de españoles que encuentran a veces insalvables dificultades para acceder al suministro eléctrico es una invitación a señalar a España sea, después de nuestros 14 años de vida, como un nuevo objetivo de referencia de nuestra actividad. De hecho, se ha constituido en Esf un Comité de Pobreza y Energía que ha empezado a diseñar nuestra propuesta para contribuir a paliar este nuevo problema social de alarmantes dimensiones.

 

 

     Memoria 2016. Pincha aqui

 

Panoramica Africa 1