Pueblo Amado rev1

Las cien familias (total de 500 personas) de la comunidad nicaragüense de Pueblo Amado reciben suministro domiciliario de agua potable desde hace unas semanas. La comunidad se encuentra en el municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega, en la montañosa zona norte-central del país fronteriza con Honduras.

La puesta en servicio de la traída de agua domiciliaria inaugura una nueva vida en este pequeño asentamiento. El proyecto se debe a una iniciativa de la Asociación de Trabajadores de Desarrollo Rural “Benjamín Línder” ( ATDER-BL), con el apoyo técnico y financiero de Energía sin Fronteras.

Más de 12 km de tubería

La ejecución de las obras dio comienzo en abril de 2014 y se prolongaron durante seis meses. Desde finales de noviembre se llevaron a cabo las tareas de prueba. El proyecto técnico comprende los siguientes elementos:

- Presa de captación con capacidad para 60 m3, dotada de filtro con desarenador.

- Línea de conducción de 7,6 km, con caja intermedia de descompresión

- Tanque de almacenamiento de 44 m3, construido sobre vigas antisísmicas

- Tres ramales de distribución un total de 4,6 km

- Instalación de contadores.

Gestión comunitaria

La realización de la traída de aguas al pueblo significó, por otra parte, una prueba de madurez organizativa en la comunidad. Los propios beneficiarios se involucraron en la obra desde la primera fase en el desarrollo de la obra. Cada familia aporto 40 horas de trabajo a la realización de la obra, en la que tomaron parte activas las mujeres, al igual que en el Comité e Agua Potable y Saneamiento (CAPS), el instrumento gestor del nuevo servicio.

Contraparte: ATDER-BL

Presupuesto del proyecto: 78.520 €

Financiación: Amigos de Energía sin Fronteras, la organización internacional Green Empowerment y la comunidad de Pueblo Amado.

Director del proyecto: Daniel Adrados, ingeniero voluntario de Esf.

Panoramica Africa 1