Energía sin fronteras se incorpora a la Asociación española de fundaciones

Desde el pasado mes de febrero la Fundación Energía sin fronteras se ha incorporado a la Asociación Española de Fundaciones (AEF) www.fundaciones.org. En concreto, la Junta Directiva de la mencionada Asociación aprobó en su reunión del 22 de febrero dicha incorporación. La AEF es una asociación privada e independiente que se creó en enero de 2003, como resultado de la fusión del Centro de Fundaciones y de la Confederación Española de Fundaciones, asociaciones que venían desarrollando sus actividades desde hacía 30 años. Su misión es trabajar en favor del desarrollo y fortalecimiento del conjunto del sector fundacional español. Actualmente agrupa a casi 840 fundaciones españolas que desarrollan sus actividades en diversos ámbitos y cuyas dimensiones y actividades son de lo más variadas.

La AEF es la asociación más representativa del sector fundacional y la segunda a nivel europeo.

Entre sus fines se encuentra:

  • Representar y defender los intereses de las fundaciones españolas
  • Mejorar la profesionalización y la gestión de las fundaciones contribuyendo a su transparencia y buen gobierno
  • Fortalecer y articular el sector fundacional, la colaboración entre las fundaciones y su conocimiento por la sociedad

La AEF brinda a sus socios una serie de servicios entre los que cabe mencionar: representación, asesoría, formación, relaciones institucionales, etc.

Las fundaciones asociadas a la AEF deben, entre otros requisitos, asumir su código de conducta y buen gobierno, cumplir sus estatutos y publicar, o permitir que la AEF lo haga, sus cuentas anuales como requisito de transparencia y buen gobierno.

La incorporación de Esf a la Asociación Española de Fundaciones se hace por varios motivos, uno de ellos, la necesidad de seguir avanzando en el cumplimiento de las normas sobre transparencia y buenas prácticas, camino en el que Energía sin fronteras está comprometida desde sus inicios. Actualmente, Esf está acreditada por la Fundación Lealtad, cumpliendo los 9 principios de transparencia y buenas prácticas. Asimismo, como garantía adicional, anualmente nos sometemos a una auditoría externa que analiza nuestras cuentas, y contamos con un Código Ético aplicable a todas nuestras actuaciones.

Pero además de este motivo, nuestra incorporación a la AEF se fundamenta en nuestro convencimiento de que cada vez es más necesario el trabajo en colaboración con otras instituciones aprovechando las posibles sinergias, en línea con la Agenda 2030 y en concreto, con el ODS 17 que establece que “para que un programa de desarrollo se cumpla satisfactoriamente, es necesario establecer asociaciones inclusivas (a nivel mundial, regional, nacional y local) sobre principios y valores, así como sobre una visión y unos objetivos compartidos que se centren primero en las personas y el planeta”. Nuestra incorporación a la AEF nos permite tener acceso a una serie de servicios que por nosotros mismos sería muy difícil acceder, dado nuestro tamaño, y además nos permite contactar con innumerables instituciones del tercer sector con los que poder desarrollar proyectos de más amplio alcance.