Esf participa en un informe sobre el ODS 7 en Iberoamerica que se discute en la cumbre de Jefes de Estado de esta región

La Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebra el 21 de abril bajo la presidencia del Gobierno de Andorra, está discutiendo, entre otros asuntos, el Informe elaborado por Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de la Energía (ARIAE) y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), con el apoyo de la Mesa de Acceso Universal a la Energía (MAUE), sobre la situación del Acceso Universal a la Energía en la región Iberoamericana y los retos que se plantean aún para conseguir este objetivo en el horizonte de la Agenda 2030. La iniciativa se enmarca en la perspectiva de la Cumbre que se desarrollará bajo el lema “Innovación para el Desarrollo Sostenible-Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del Coronavirus”. Esf como miembro de la MAUE ha colaborado activamente en la redacción de este documento.

El Informe, que se titula “ODS 7 en Iberoamérica. Alcanzar la última milla. Energía asequible, segura, sostenible y moderna para todas las personas”, plantea la necesidad de conseguir en esta región la meta 7.1 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): “garantizar el acceso universal a servicios energéticos asequibles, fiables y modernos”. En este sentido, se analiza la importancia y situación del acceso a la energía en el contexto de la Agenda 2030 con atención especial al impacto que está teniendo la crisis del COVID-19. Los grandes desafíos para alcanzar este objetivo en los próximos años, han servido para establecer unos principios básicos de acción que definen una agenda con seis líneas de trabajo prioritarias planteadas en el informe. En él se concluye que la innovación puede convertirse en una palanca para acelerar la consecución del acceso universal a la energía.

Para la elaboración del documento se ha contado con 26 contribuciones de organizaciones supranacionales, municipios y gobiernos de la región, destacando las aportaciones de los Presidentes de Argentina y Ecuador, y los Gobiernos de Andorra, Perú y España (a través de la AECID). Las aportaciones de todos ellos ilustran la importancia del trabajo coordinado de distintos actores, públicos y privados, para la consecución del objetivo de facilitar energía a todo el mundo.

Adjunto se puede encontrar el texto del Informe. Cabe destacar el gran nivel de colaboración entre todas las organizaciones participantes y de la preocupación y disposición para resolver un problema que, a pesar de los grandes esfuerzos realizados, todavía afecta a más de 16 millones de iberoamericanos. Este informe pretende contribuir a conseguir que todas las personas de esta región puedan emplear la energía como medio para mejorar su calidad de vida y acceder a un desarrollo social y económico igualitario y sostenible.

Ver informe completo