Nueva Voluntaria desde Barcelona

Mi nombre es Lucero Peláez, soy comunicadora social, peruana y hoy, voluntaria de Energía sin fronteras en el área de Comunicaciones, desde Barcelona.

Conocí a Energía sin fronteras hace dos meses, a través de las redes sociales y, después de una incursión en su web, llamaron mi atención los proyectos que desarrollaba en Latinoamérica y, particularmente, en una provincia de mi país (Perú) donde hace un par de años había realizado una investigación social.

En mi búsqueda virtual llegué hasta un video dentro de su canal de YouTube realizado por un grupo de voluntarias en el marco del 8M donde, en pocos minutos, pude sentir la solidaridad y el gran corazón humano que da vida a Esf, y desde ese momento no dudé en contactarlos y unirme a este gran equipo que hoy considero mis nuevos amigos en Madrid.

Desde mi primera reunión de coordinación, he sentido la gran profesionalidad que hay en cada grupo de trabajo y la motivación de continuar mejorando la construcción de cada proyecto a nivel operativo, social y sostenible; siempre, colocando en primera posición al beneficiario local y siendo éste la principal razón de cada paso que damos.

Como voluntaria, creo que la mejor parte es saber que un proyecto no solo ha culminado con éxito, sino que ha resuelto una situación que la comunidad beneficiaria consideraba un problema, logrando con nuestra intervención un cambio positivo y un avance en su desarrollo.

Agradezco a Mariano y a Estela permitirme colaborar desde el área de Comunicaciones, donde tenemos el compromiso y el gran reto de transmitir el valor de las acciones de Energía sin fronteras en cada contenido que preparamos, además de buscar los canales necesarios para llegar a nuestros públicos, quienes confían en el trabajo de la organización.

Estoy feliz de formar parte de Esf y poder aportar a mi grupo de trabajo, con la seguridad de que seguirán cambiando historias y rompiendo fronteras por más energía, agua y salud para el mundo.