LA FUNDACIÓN EDP COLABORA Y CONTRIBUYE A MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS

La estrategia de sostenibilidad de EDP, alineada con la Agenda 2030 de la ONU y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), permite una respuesta global más eficiente e inclusiva, implicando a todos los grupos de interés. Y es que la responsabilidad social corporativa no se construye en un día: es un trabajo que EDP y su Fundación desarrollan desde hace años.

La Fundación EDP tiene por misión reforzar el compromiso del Grupo EDP en los ámbitos geográficos en que desarrolla su actividad, dentro de una perspectiva de desarrollo sostenible global. En este sentido, dispone de un presupuesto anual de 3,5 millones de euros, y ha estado siempre comprometida con el desarrollo de iniciativas y proyectos integrados en los siguientes ámbitos de actuación: social, educación e investigación, cultura y ambiental.

De entre todas sus acciones en el ámbito social destacamos el programa EDP Solidaria, que tiene como objetivo principal contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas, a través del apoyo a proyectos sostenibles que contribuyan a mejorar el entorno, reducir las desigualdades y avanzar en la construcción de una sociedad más justa, equitativa y socialmente responsable. Desde 2015, ha apoyado 121 proyectos en España, a los que ha destinado un total de más de 3 millones de euros y que han beneficiado a más de 200.000 personas. Entre otros, el programa ha premiado el proyecto Centro Amigo presentado por Energía sin fronteras, destinado a mejorar la atención integral a personas en riesgo de exclusión social en Sevilla, en la barriada de Triana. La contribución de 16.500 euros de la Fundación EDP está sirviendo para la instalación de un sistema fotovoltaico que aliviará los gastos de electricidad de este Centro de Cáritas y permitirá ampliar las prestaciones que actualmente se facilitan a sus usuarios.

Además, la Fundación EDP aporta herramientas precisas que permiten a las ONGs realizar una gestión más eficiente de sus recursos. La Academia Fundación EDP tiene como objetivo contribuir a fortalecer las capacidades organizativas de las ONGs seleccionadas en EDP Solidaria, proporcionando las oportunidades y herramientas necesarias para mejorar su funcionamiento, impacto y eficiencia. En 2020, como parte de su plan de acción contra la COVID-19, la Fundación EDP ha puesto a disposición de todas las entidades de la Asociación Española de Fundaciones esta iniciativa. Más de 690 personas, de 50 entidades, asistieron a las formaciones con más de 20 empleados de EDP como voluntarios.

Esto se alinea con la iniciativa Energía Solidaria, en la que voluntarios de EDP aportan su trabajo y conocimiento para que estas entidades y familias vulnerables disfruten de una mayor eficiencia energética en sus instalaciones y en sus viviendas, implementando medidas y dando formación sobre hábitos de consumo. Desde 2015, Energía Solidaria ha destinado un total de más de 700 mil euros y ha beneficiado a más de 300 familias y 71 centros.

Entre otras muchas iniciativas, en el área de la educación e investigación, destaca también el programa de Becas Martín González del Valle, destinadas a facilitar la inserción laboral de los estudiantes. Desde su puesta en marcha en 1983, este curso cumple 37 años, más de 100 personas que han participado en el programa se han incorporado a la plantilla del Grupo EDP en España. Y refuerza su compromiso con la educación con el programa Viva Nuestra Energía, cuyo objetivo es la promoción de la utilización responsable de la energía en los colegios. Desde 2016 ha llegado a más de 49 mil estudiantes.

Para la Fundación EDP, la cultura es un motor del desarrollo. En este sentido sobresalen colaboraciones con instituciones tan relevantes como la Fundación Princesa de Asturias, el Museo Guggenheim de Bilbao o el Museo Reina Sofia, así como con otras entidades de reconocido prestigio, facilitando así el acceso de miles de personas a la cultura.

Asimismo, la cultura es un elemento clave para la transformación. En 2020, la Fundación EDP lanzó Arte Público, un concurso de ideas para estudiantes de arte, diseño y arquitectura, promoviendo la inclusión social a través del arte, involucrando a la comunidad y estimulando el desarrollo local en el entorno rural.

Dentro del área medioambiental, colabora en actividades de difusión y recuperación ambiental, destacando especialmente las destinadas a la repoblación piscícola de los ríos. Además, promueve la plantación de árboles autóctonos a través del programa Plantaciones para la Biodiversidad.