Luci AlvaroEsf es tierra de acogida académica, y ahí está nuestro entusiasta becario (a la vez que voluntario) Álvaro Martín para probarlo. Álvaro es madrileño de Fuenlabrada, trasplantado al barrio de Aluche, en la capital. Transmite una vocación inequívoca hacia el mundo de la Cooperación al Desarrollo, forjada desde sus primeros estudios en la Escuela del Voluntariado de la Comunidad de Madrid, en el centro de PROADE (estudios sobre el sector no lucrativo) y en su voluntariado presencial en AIPC Pandora. Llegó a viajar a Cuba como partícipe de un proyecto sociocultural.

Estudiante de Ciencias Políticas
Su ingreso como voluntario en Esf, a inicios de 2018, no fue sino la continuidad de su una indeclinable mirada hacia la Cooperación. Pasó de inmediato al grupo Social y Sostenibilidad, del área de Operaciones al que sigue adscrito. A la vez, desarrolla entre nosotros el trabajo previsto en su beca “For Talent” de la Fundación ONCE. Su plan académico en Esf se concilia con sus actuales estudios de Ciencia Política y de la Administración en la UNED, donde ya ha superado  50 créditos de los Grados.

Éxito y fracaso de los proyectos
Bajo la tutoría directa de Lucila Izquierdo, química y presidenta de la Junta Directiva Esf, y de Santiago Escamilla, voluntario de Esf, economista y ejecutivo en la empresa privada, Álvaro tiene entre manos un estudio insistentemente reclamado por los actores de la Cooperación. Se trata de poner en contraste los resultados de dos proyectos concretos de Esf: los planes de electrificación desarrollados en el departamento de Alta Verapaz (Guatemala, y nuestras actuaciones de suministro de agua y energía en Benin, que ofrecen desiguales resultados. Los factores sociales, económicos y regulatorios, entre otros, permitirán a nuestro becario sacar conclusiones sobre la forma de entender e implementar la Cooperación sobre el terreno.
Si, como decían los griegos, somos aquello que hacemos, Álvaro no podría hallar mejor autodefinición de su persona que estas palabras suyas:
-Soy una persona con interés en participar en aquello que haga del mundo un lugar mejor.
Y aún le queda algo de tiempo para escribir poesía y publicarla.
Grata y fecunda estancia entre nosotros, Álvaro.

Imagenes verticales