EnriqueAlcorUniversidadSantander 1Enrique Alcor, responsable de Operaciones de Energía sin Fronteras, defendió en la Universidad de Cantabria la idoneidad de la energía fotovoltaica para llevar la electricidad a zonas rurales aisladas y hacer posible, de este modo, el derecho al Acceso Universal de la Energía, punto número Siete de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Agenda 2030) de Naciones Unidas.
Invitado por el Aula de Energía de la Cátedra del mismo nombre de la Universidad cántabra, Enrique Alcor explicó (en un aula cedida por el Ateneo Santander) que las renovables abren un camino muy interesante para poder llevar energía a los más de 1.000 millones de personas que carecen de ella. Alcor se refirió, como ejemplo inmediato, a la actividad desarrollada por Esf en esta materia en sus 16 años de vida. Nuestra organización ha puesto en servicio medio centenar de proyectos de electrificación domiciliaria y de centros comunitarios, bien mediante paneles fotovoltaicos individuales o por medio de Microrredes.
El agua y la energía, afirmó el orador, constituyen dos paradigmas de desarrollo en países que pugnan por iniciar su desenvolvimiento industrial, agrícola y de infraestructuras. El apoyo a esas comunidades, según Alcor, se inspira en estos principios: apropiación del proyecto por sus beneficiarios, garantizar la eficacia de las ayudas, vigilar la coherencia entre políticas de donantes y estimular la financiación pública y privada, en este caso como consecuencia de su Responsabilidad Social Corporativa.

Imagenes verticales