FOTO N1 junio 19Desde abril, los residentes y usuarios del centro de ciegos de Bafia disponen ya de agua potable. Gracias a la ayuda financiera del Banco Sabadell Urquijo y a una donación particular a Amigos de Esf, se pudo realizar este proyecto. Se trataba de reacondicionar un pozo ya existente, extraer agua por bombeo fotovoltaico hasta un depósito y transportarla por tubería de 500 m hasta el centro. Además, se construyeron dos fuentes, una en el mismo centro y otra para la población del entorno.

Impacto del proyecto

Además de los 50 ciegos residentes del centro, se servirán de esta fuente los familiares de este colectivo y alrededor de un millar de vecinos. Estos usuarios externos se beneficiarán de un precio inferior al habitual en la ciudad de Bafia. Los fondos recaudados por este medio permitirán cubrir sus necesidades de financiación y acometer proyectos propios generadores de ingresos, tales como el procesado de la mandioca.

Bafia es una localidad de más de 100.000 habitantes ubicada en la región Centro de Camerún, a 120 km al norte de Yaundé, la capital del país. La ciudad carece de una red de suministro de agua fiable. Los residentes extraen el agua de los escasos pozos disponibles (uno por cada 1.250 habitantes, una proporción cinco veces superior a la recomendada por la OMS).

Este sencillo proyecto tendrá un impacto social determinante para aliviar la situación de desamparo de los ciegos y ayudarles a recuperar su dignidad y promover su inserción. Mil gracias a los benefactores que lo han hecho posible.

La obra social del Banco Sabadell Urquijo ha incluido este año un proyecto de nuestra Fundación entre los 29 seleccionados en su programa solidario. El importe de la donación concedida a Esf asciende a 11.438€

Sabadell Urquijo Banca Privada dispone de una Comisión Ética encargada de identificar y seleccionar anualmente los proyectos beneficiarios, como el de Esf. Con los mismos criterios éticos de inversión abordan un conjunto de actuaciones de carácter humanitario.

Pie de foto:
Toma de agua para la población ajena al Centro de Ciegos