N3 Sep 19El pasado 6 de julio quedará como un día histórico en la todavía corta vida de la Asociación de Mujeres Maltratadas de Madrid. Ese día ingresaron en la Casa de Apoyo de esta institución, en una localidad de la comunidad madrileña, las dos primeras mujeres acogidas. A lo largo de los próximos meses se prevé que queden ocupadas las ocho habitaciones disponibles en la residencia, ya sea en régimen de acogidas individuales o acompañadas de hijos bajo su protección legal. Con la apertura oficial de la Casa de Apoyo se inicia un acariciado proyecto de esta Asociación humanitaria, creada en 2010 por un grupo de mujeres lideradas por Carmen Benito.

La Asociación MUM nació “con el doble propósito de ayudar a las mujeres que son víctimas de maltrato, ya sea físico, sexual o psicológico, y concienciar a la sociedad de que las mujeres que viven esta situación y no son capaces de separarse del agresor, necesitan apoyo para comenzar una vida independiente y libre, para ser dueñas de su presente y su futuro, sin amenazas ni miedos, capaces de autogestionarse”.

La Casa de Apoyo está concebido como una “ecoaldea”, y con el objetivo de proporcionar a las acogidas un ambiente sano, formativo y laboral, mediante reuniones, talleres, trabajo hortícola, etc. para restablecer su autoestima y capacitarlas para emprender una vida nueva. MUM dispone, a este propósito, de un programa formativo que incluye el trabajo en red con otras asociaciones, fundaciones, empresas, instituciones y organismos diversos para dispensar una atención integral a las acogidas. Cuenta además con un equipo profesional psicosocial (psicólogos, abogados, educadores sociales, tutores para prácticas universitarias en colaboración en las Universidades Rey Juan Carlos y La Salle), y otro equipo técnico sobre el ámbito de las Relaciones Externas (gestión de eventos, medios de comunicación, relaciones institucionales, etc.).

Energía sin Fronteras se siente estrechamente vinculada a la obra solidaria de la Fundación MUM tras haber ejecutado hace dos años un proyecto de electrificación fotovoltaica del Hogar de Acogida con el apoyo financiero de las compañías Viesgo y Soltec y Amigos de Esf.

PIE DE FOTO:
Comedor de la casa de apoyo MUM