PROYECTOS ESF EN 2021

2021 lo iniciamos con una amplia cartera de 14 proyectos en sus distintas fases de ejecución y esperamos que muchos de ellos se finalicen y pasen a la fase de apoyo en servicio en este año. Estos proyectos se llevan a cabo fundamentalmente en países del África Subsahariana, como RD Congo, Benín, Camerún, Malawi, Togo, Mozambique y también de América, como Perú, El Salvador, Honduras y Brasil. La mayor parte de ellos se centran en el acceso a la energía, tanto para centros comunitarios (colegios y hospitales) como domiciliarios y también hay varios proyectos de suministro de agua, en algunos casos, con apoyo de la energía fotovoltaica.

En paralelo, continuaremos con el estudio de 21 proyectos de acceso a la energía y al agua en diversos países de África y América, con el objetivo de conseguir financiación y poder implementarlos lo antes posible.

Es importante resaltar uno de los objetivos que se ha marcado Esf, que es el de realizar proyectos en colaboración con otras ONGs. Creemos que ésta es una forma de llegar a más beneficiarios y de complementar los proyectos de energía y agua con acciones que impacten en otros ODS diferentes del 6 y el 7. Para ello, estamos colaborando con PLAN, Light for Humanity, Cáritas, Manos Unidas y EKI entre otros y esperamos desarrollar más proyectos conjuntamente en el futuro.

Debido a la situación creada por el COVID-19, en 2021 nos tendremos que enfrentar, igual que hemos hecho ya en 2020, a nuevas formas de realizar algunas actividades, debido a la imposibilidad de realizar viajes a las localizaciones de los proyectos. Esto implica que en algunos casos, las actividades de identificación y recepción de las instalaciones y su transferencia a las comunidades beneficiarias, se delegarán en los socios locales y también se incrementará el flujo de información sobre el avance y el impacto del proyecto, desde los socios locales a Esf. Tendremos que acostumbrarnos a esta nueva forma de trabajar, ya que lo importante es seguir contribuyendo a que cada vez más personas tengan garantizado el acceso a la energía, al agua y al saneamiento, para contribuir a su desarrollo y al de sus comunidades.